Los hombres de negro en la Isla Maury

0

Ambos oficiales regresaban a sus bases, días después de que los oficiales entrevistaran a Harold y Crisman. Pero murieron en un accidente aéreo, llevándose con ellos todos los secretos que lograron obtener de aquella investigación.

El informe oficial, indica que la aeronave se estrelló por una falla en el motor, pero los rumores en la base aérea afirman que escucharon disparos de armas antiaéreas. Surgieron muchas teorías conspirativas, en las que se decía que fueron silenciados para ocultar sus hallazgos.

Investigación del FBI

La prensa le dio eco a la noticia y se especuló sobre sospechas de sabotaje. En ese momento el FBI y miembros de la Fuerza Aérea, tuvieron que involucrarse e investigar los hechos.

Un oficial de la Fuerza Aérea, fue enviado a la Isla Maury a investigar la historia contada por Dahl y Crisman. El oficial inspeccionó la zona y elaboró un informe, en el se indicaba, que el material encontrado por Harold Dahl no era nada fuera de lo común, sino de escoria, un producto para la fundición del metal.

El informe se hizo público, en el cual se especificaba que Harold y su hijo, no tuvieron contacto con ningún material extraño, lo que encontró el oficial en la Isla Maury se trataba de escoria, un producto para la fundición del metal que ya no es útil.

El FBI respaldó la conclusión del informe y amenazaron con demandar a Harold Dahl y Fred Crisman por fraude, en caso de que insistieran en difundir su historia y admitían que todo fue un engaño.

Los agentes del FBI, concluyeron que ambos hombres se inventaron la historia, que pretendían divulgarla en la prensa, para hacerse publicidad y así conseguirían dinero, al vender la historia a una revista.

Harold Dahl, temía meterse en un problema legal, así que accedió a la petición de el FBI, pero sus palabras crearon más dudas: ‘Si las autoridades me llegaran a interrogar, diré que todo fue un engaño, pues simplemente no quiero meterme en problemas’. Fue su manera, de no aceptar la teoría del engaño y mostraba fue obligado a decir eso.

Continua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *