Una momia y la bala en el cerebro

0

El tipo estaba de pie con un aspecto de lo mas saludable y al recibirme le pegó una patada a la silla de ruedas con ordenador incorporado.

¿Pero que pasó.- le pregunte aterrado

– Pues imbécil. Tenia calculada esta paradoja en el tiempo, al pegarle un tiro al Faraón, has cambiado la historia y aquí me ves, mas chulo que un ocho. Se largó a paso ligero dejándome perplejo. Joder. El tío lo tenia todo planeado,¿ Pero que pasaba conmigo con el paradojon que había creado con la bala a la momia?.

Desenlace

Días después, en la barra de un bar de Striptease de la sexta avenida, con la paradoja ya no era físico sino camarero, leí en el periódico el descubrimiento mediante un scanner de que la momia de Tutankamon tenia una bala de 9 mm alojada en el cerebro. El misterio revoluciono el mundo de la ciencia, la policía de Nueva York relaciono la bala con un atraco en una tienda de licores de la calle 78. Nadie entendía nada.

Me tome un doble de Jack Daniels y reconocí que no añoraba mi anterior vida académica de físico teórico. Gracias a la paradoja temporal de Hawking había encontrado mi lugar en el mundo gracias a un viaje en el tiempo, una bala y una momia.

¡Pero como olvidar el polvo con la faraona! El sexo ya nunca más fue lo mismo.

Tom Roca

Tom Roca: Los Evangelios 2.0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *